viernes, 21 de enero de 2011

descenso enero

No estamos teniendo suerte en algunas de nuestras visitas al Valdesamario. Estas navidades, con las riadas que bajaban por todos los ríos se esperaba un descenso entretenido y más cuando nos habían dicho que estaban soltando agua en el pantano de Murias.

Roberto Vitalesta lo hizo el 7 de enero con un nivel que el señalaba como correcto y así era por las fotos que me pasó, pero tras acabar las vacaciones de navidad los de CHD debieron de cortar el grifo en el pantano de Murias y tras un día sin llover nos encontramos el 13 con un río "pelao" de agua. Lo gracioso del tema es que hasta dudabamos de que barco habría que llevar pensando que iba a estar para los creeks.

Al llegar la decepción fue enorme, sobre todo por las marcas en las orillas con más de 30 cm en altura libre de hojas que indicaban las buenas riadas que bajaron esos días, como nos indicó el dueño de la granja de Ponjos.

De todas las maneras nos lo tomamos como una manera de abrir el apetito que era uno de los motivos de quedarnos en la zona: la comida :-). Como la decisión de ir a este tramo fue un poco improvisada tomamos la buena sopa de truchas de Villanueva de Carrizo, pero para otra vez que se haga con tiempo hay que ver también las del bar de Anibal de La Garandilla, a 2 km sólo del final del tramo.

También bajaron el tramo Pablo y David con sus kayaks de iniciación en una de sus primeras incursiones en ríos maniobreros, ahora sólo falta que lo pillen un día bien cargado de agua para disfrutarlo de verdad.

Un dato a tener en cuenta es la existencia de dos alambres cruzando el río y por su aspecto desde hace muy poco tiempo.

Y otro aspecto que llamó la atención a los que conocíamos en tramo fue la presa grande y la existencia de alguna rama entorpeciendo el paso por el habitual paso derecho y la de ¡¡¡un colchón!!! ¿amortiguando el paso del agua?. Como que no hay más sitios para tirar la basura que tirarla al río.

Por lo demás, nada especial. Empezamos junto a la granja de Ponjos para evitar los dos puertos de riego habituales y no hubo que hacer ningún porteo ni ningun cosa que entorpeciera el descenso salvo la falta de agua que a veces limitaba la trazada.

Os dejo aquí unas fotos de la llegada de Vitalesta al puente de Valdesamario hasta el Barrio de la Parte (que buen nivel para un río con pendiente como este) y un pequeño vídeo de nuestro descenso con muy poca agua: